Carnaval: La vaquilla

El carnaval es una festividad de gran arraigo en Berzosa. La tradición más reconocida es bailar “La vaquilla”. Consiste  en una estructura de madera con cuernos, similar a  una vaquilla, que se adorna para la ocasión con cintas de colores. Los jóvenes del pueblo se la ponen en la cabeza y la llevan “bailando” por todo el pueblo al ritmo de la música y del sonido de los cencerros que llevaba puestos mozos y acompañantes. Todos los asistentes siguen el baile de la vaquilla haciendo ruido con los cencerros y tratando de evitar las embestidas de la vaquilla. Tras el recorrido por el pueblo, la ceremonia concluye con la muerte simbólica de la vaquilla y bebiendo su sangre (que se representa tomando sangría). Antiguamente los vecinos iban disfrazados con trajes confeccionados con materias primas muy unidos a la vida rural: telas, pelo y cornamenta de animales, sacos, etc. Esta tradición convive con otro tipo de disfraces, de corte más actual, que los vecinos preparan con dedicación e  ilusión y  para presentarse al concurso de disfraces.